Dios me ha dado una Vision

abraham-recibe-la-promesa-de-dios

Dios me ha dado una visión. y como podría yo no pasarla a ustedes?, cuando esta visión no es exclusiva de mi propiedad, sino que ha sido diseñada para Él bendecir a su pueblo.

Habacuc 2:2-4Jehová me respondió y dijo: “Escribe la visión, grábala en tablas, para que pueda leerse de corrido. Aunque la visión tarda en cumplirse, se cumplirá a su tiempo, no fallará. Aunque tarde, espérala, porque sin duda vendrá, no tardará. Aquel cuya alma no es recta se enorgullece; más el justo por su fe vivirá.”

En estos versículos el profeta Habacuc esta enfrascado en una conversación con Dios, pues el no puede entender como Dios puede usar gente malvada para castigar al pueblo de Judá. Los Babilonios están en camino. Y Jerusalén no parece tener ninguna esperanza de vida, y Habacuc se pregunta cómo puede esto ser cierto

Y aquí vemos como Dios le dice Escribe esta visión para que no se te olvide, porque, Como dijo Jesús en Mateo 24:35, “El cielo y la tierra pasaran, pero mi palabra no pasara”; Y se cumplirá en su tiempo y no fallara.

Y Dios le hace entender a Habacuc que tiene que haber castigo por el pecado, que nadie se escapara de pagar su culpa, y allí mas adelante le muestra que tanto el pueblo de Judá como los Babilonios que vienen a destruirlo son culpables y ninguno escapara su juicio.

Pero. Y siempre con Dios hay un, pero, un pero que trae esperanza, y pero que trae consuelo aliento, confianza y seguridad en sus promesas. Un pero que levanta a aquellos que han volteado sus caras hacia Él, y han optado por caminar por caminos de fe y de justicia.

Dios me ha dado una visión amados. Como Habacuc recibió esta visión, Dios me ha dado una visión, pero esta visión no es exclusiva, El no me la ha dado solamente a mí. Y aunque ninguno de nosotros merece ser portador de esta visión, todo aquel que la reclama la puede recibir, porque el Señor te dice hoy como le dijo al pueblo de Judá en los días de Habacuc a través del profeta Jeremía.  Clama a mí y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.

Y es esencial que los hijos de Dios comiencen a ver esas cosas nuevas. Si tu aun no lo eres, Hoy es el día de la salvación, Clama a Él, y Él te responderá.

Pero vamos a ver un poquito dentro de lo que Dios permite, lo que esta escondido en las promesas de esta visión.

Apocalipsis 21:1-4 Entonces vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra habían pasado y el mar ya no existía más. Y vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de parte de Dios, ataviada como una esposa hermoseada para su esposo. Y oí una gran voz del cielo, que decía: «El tabernáculo de Dios está ahora con los hombres. Él morará con ellos, ellos serán su pueblo y Dios mismo estará con ellos como su Dios. Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá más muerte, ni habrá más llanto ni clamor ni dolor, porque las primeras cosas ya pasaron.»

Amados. Con esta visión del Apóstol Juan, Dios nos ha dado una visión, y en esta visión vemos luz, esperanza, y vida nueva, podemos ver un cielo nuevo y una tierra nueva, y una vida gloriosa en un reino donde ya no hay muerte, no hay sufrimiento no hay dolor, y donde la luz que nos ilumina, es la gloria de dios. Mas lo mejor de esta visión es, que en ella tu y yo estamos viviendo en este lugar, y si les doy mas detalles, les podría decir que llegamos allí porque Dios nos ha escogido para vivir con El en la eternidad, no porque tu o yo lo merezcamos y por haber hecho algo para ganarnos este privilegio, sino por su gracia y misericordia, una gracia y una misericordia inmerecida, la cual nos ha mantenido levantados durante toda la vida, hasta el día en que el lleve con El a nuestro nuevo hogar,

Y lo más interesante de todo esto, es que pongo estas palabras de en plural porque cuando leo estos versículos en apocalipsis 21 me doy cuenta que yo no he sido el único que ha tenido esta visión, y que no es solo para mí, Esta misma visión la han visto los miles de millones de personas que a través de los siglos ha sido llamados por Dios, tocados por el espíritu santo para vida eterna, y ellos también pertenecen en ella

Esta visión me habla de la nueva Jerusalén, me dice que es una ciudad hermosa venida del cielo y en la cual yo residiré, y veo que esta ciudad, es un tabernáculo de adoración, donde el mismo Dios vive junto conmigo, y con hombres y mujeres de toda tribu pueblo lengua y nación, y todos elevan sus voces en adoración diciendo, Santo, Santo, Santo es el que está sentado en el trono, y el cordero.

Y si me preguntas si creo que esto fue un sueño, o si es una realidad, te diré, que es muy real, y que esta es una experiencia que está muy pronta a venir, y todo aquel que ha sido elegido por el padre para servir al cordero inmolado vivirá esta experiencia.

Entonces tú me preguntas: ¿Cómo es esto posible?

Quizás te has hecho esta pregunta, esto es inaudito, ¿cómo puede ser esto realidad?  Quizás tu incredulidad te lleva a dudar todas estas cosas, pues estas mirando a un Dios pequeño, incapaz de hacer milagros, Mas el Dios que yo Conozco, y que me conoce a mi es el mismo Dios que creo los cielos y la tierra, y todas las estrellas y los planetas y las constelaciones y las galaxias, y que luego con minucioso detalle se percató de hacer cada una de mis células, y dentro de ellas electrones y protones y neutrones, y las unió todas de forma que yo pudiese oír y ver y oler y palpar y sentir de modo que yo pudiese conocerlo a Él, y adorarle y servirle y proclamar su nombre en toda la tierra, hasta que un día toda lengua confiese que Cristo es el Señor.

Mira como lo dice Pablo en Colosenses 1:26-27 el misterio que había estado oculto desde los siglos y edades, pero que ahora ha sido manifestado a sus santos. A ellos, Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles, que es Cristo en vosotros, esperanza de gloria.

Pus todo aquel que confiesa con su boca que Cristo es el señor y cree en su corazón que Él fue levantado de entre los muertos será salvo y tendrá la vida eterna y la esperanza de Gloria de la que yo te hablo en esta hora. Y Dios te dará su justicia a través de Cristo Jesús; para que tú vivas por fe; ¡de modo que tu puedas decir con el profeta Habacuc, El justo por la fe vivirá!

Entonces me dirás, si todo esto es verdad, ¿Dónde vamos a vivir?

Si vemos en Juan 14:1-3 “No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me voy y os preparo lugar, vendré otra vez y os tomaré a mí mismo, para que donde yo esté, vosotros también estéis.

Te das cuenta lo que Jesús te esta diciendo en estos versículos. No solamente El vino para Ministrarte y dejarte un evangelio como misión para las naciones, no solamente el vino para ser cordero de sacrificio para la redención de tu alma, para limpiarte del pecado de una vez y para siempre, no solamente fue el levantado de entre los muertos para darte vida eterna, para que tu fueses resucitado con el y pudieses matar al hombre de pecado que habita en ti, pero El también ascendió a la casa de nuestro padre para preparar una morada para nosotros, un lugar donde vamos a vivir por la eternidad en su presencia, y entonces nos dice, yo voy a retornar a buscarte para que tu estés allí conmigo.

El no va a enviar un mensajero, el no te va a mandar a buscar, el no te va a enviar un ticket para que tu te vayas solo. El viene personalmente  buscarte, para asegurarse que tu no te pierdas, por eso el te dejo aquí a un amigo, un sustituto, un consolador, un ayudador, un consejero, para guardarte mientras El prepara una morada para ti, pues El no solo quiere garantizarte a ti que Él va a venir por ti, sino que también en su espíritu Él tiene la garantía que tú vas a llegar, que tu vas a perseverar, que tu vas a ser guardado, que tu vas a estar seguro, que nada podrá separarte de su amor, porque ya no hay condenación en ti. porque tú eres su heredad. Aleluya

Entonces me preguntaras, si esto es así, ¿Quiénes van a estar allí?

Mira lo que Jesús te dice en Juan 5:24-29 “De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra y cree al que me envió tiene vida eterna, y no vendrá a condenación, sino que ha pasado de muerte a vida.  De cierto, de cierto os digo: Viene la hora, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios, y los que la oigan vivirán. Como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo; y, además, le dio autoridad de hacer juicio, por cuanto es el Hijo del hombre. No os asombréis de esto, porque llegará la hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno saldrán a resurrección de vida; pero los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación.

Jesús nos la pone fácil en estos versículos, El que oye mi palabra y cree al que me envió tiene vida eterna. En Romanos 8:1 Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.

Estas palabras nos dicen lo mismo que nos dice Habacuc 2:4 El Justo por la fe vivirá. El lenguaje original en hebreo nos dice “Aquellos que son justificados viven por la fe” y esta justificación es solo posible a través del sacrificio de Jesús. En hebreos 10:38 nos dice “Mas el justo vivirá por fe; pero si retrocede, no agradará a mi alma.”

En otras palabras, todo aquel que cree y persevera en la fe tiene su casa reservada en el reino de Dios, tiene la garantía de la vida eterna y Jesús va a venir a buscarlo bien pronto para llevarlo a su hogar eterno. Porque como dijo Jesús Ya has pasado de muerte a vida, más si tú le has rechazado solo te encontraras con la realidad de la resurrección para condenación, porque aquí nos dice hebreos 10, “no agradara mi alma” pues en Hebreos 11:6 nos dice Pero sin fe es imposible agradar a Dios, porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que él existe y que recompensa a los que lo buscan.

Y quizás quieras preguntar, ¿cuándo sucederá esto?

Esta pregunta la hicieron los discípulos a Jesús en el monte de los olivos en Mateo 24:3 ellos dicen: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas y qué señal habrá de tu venida y del fin del siglo?

La respuesta de Jesús se toma todo el resto del Capítulo 24, pero me gusta esta parte dela respuesta en Marcos 13:28-33 “De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. Así también vosotros, cuando veáis que suceden estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas. De cierto os digo que no pasará esta generación sin que todo esto acontezca. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.

Pero de aquel día y de la hora nadie sabe, ni aun los ángeles que están en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre. Mirad, velad y orad, porque no sabéis cuándo será el tiempo”. 

Jesús nos está diciendo aprende de los tiempos, las señales son obvias, si has leído mi palabra te darás cuenta que no queda mucho de las profecías por cumplirse.

Lamentablemente aquellos que no le han entregado sus vidas a Cristo no lo pueden entender, pues, como nos dice Pable en 1 Corintios 2:14 sus palabras son espíritu y solo pueden entenderse por el espíritu de Dios.

Pero si tú le perteneces a Él, si ya te has dado cuenta que la vida sin Cristo es una vida de mentiras, y que solo a través de El podemos vivir la realidad de una vida libre, entonces El te dice. Mira las señales.

Él dice habrá guerras y rumores de guerras, pestilencias, terremotos, y continua con una lista de eventos que Irán aceleradamente en crecimiento. Y luego nos dice “conoced que está cerca”, y aunque el día ni la hora nadie lo conoce. Él nos está diciendo aquí en el versículo 33 “Mirad, velad y orad, porque no sabéis cuándo será el tiempo”

Entonces mi pregunta para ti es ¿estas listo? ¿estas listas? ¿serás levantado con Él el día que Él venga a buscarnos? Si no estas seguro este es el momento de asegurarte, todo lo que tienes que hacer es reconciliarte con El, decirle que quieres estar preparada,

Tu que estas escuchando, este mensaje es para ti, Jesús esta a punto e venir a buscarnos, y aun si el se tardara, esta vida es prestada, este cuerpo desfallecerá y si no le conoces tu alma estará perdida en las tinieblas para siempre. ¿es este el día de tu salvación? Escucha la voz de Dios y contesta esa pregunta.

En la visión que Dios me dio, el me dijo que te dijera que El te ama y el quiere que tu te bajes del trono que has construido con fantasías y sueños de papel, y vengas ante su trono, para que el pueda coronarte con la corona de Justicia. Si estas dispuesto a hacerlo, allí mismo donde estas, solo baja tu cabeza y ora conmigo.

Padre Nuestro que estas en los cielos, yo he pecado contra ti, y estoy arrepentido, rescátame señor, quiero entregarte mi vida. Señor Jesús, te necesito, que seas mi Señor y mi Salvador, Que inscribas mi nombre en el libro de la vida y me llenes de tu Santo Espíritu, para que cuando tu vengas yo pueda irme contigo. Te serviré fielmente señor, hasta el día en que vengas a buscarme. Amen.

Si tu has hecho esta oración, llámanos al numero en la pantalla, y escríbenos en privado por Facebook y te responderemos de inmediato.

Dios the Bendiga.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *