mistery-of-death

El Misterio de la Muerte

mistery-of-death

La muerte. Una realidad única en la vida de toda persona, la cual es inevitable y sucede una sola vez.

Y esta realidad es tal, que todos la temen, nadie la quiere encontrar, y una gran parte de la población del mundo trabaja afanosamente por escapar, al punto de invertir enormes fortunas en busca de una respuesta a esta misteriosa realidad.

Desde el principio de los tiempos, el hombre ha visto la muerte como un misterio espeluznante. Y alrededor de esta se han creado religiones, rituales, tradiciones, y practicas esotéricas las cuales caen entre los rangos desde geniales, hasta descabelladas, sin embargo, nadie aun ha podido encontrar la manera de escaparla.

O así parecería.

Cosas específicas que conocemos acerca de la muerte es que no tiene respeto de edades, y todo ser viviente cualifica para morir en cualquier momento. Aunque usualmente el hombre vive por un periodo de tiempo a través del cual el cuerpo desfallece, eventualmente perdiendo su vitalidad, su habilidad regenerativa, hasta el punto de no poder sostener más la vida, y esta se escapa de él, A cuyo punto el cuerpo debe ser enterrado, quemado o puesto en una cripta, la manera de disponer del cuerpo una vez la vida ha salido de él, dependerá de creencias o tradiciones sociales, culturales o religiosas,

Pero no solo aquellos cuyos cuerpos desfallecen con la avanzada edad morirán, todos estamos expuestos a la muerte. Nuestro cuerpo es frágil, y se deteriora fácilmente. Y cualquier exposición a ambientes inhóspitos o violencia puede quitarnos la vida, ya que para ella dependemos de órganos y funciones delicadas las cuales no pueden ser interrumpidas, y si alguno de estos órganos falla o algunas de estas funciones se detiene, el cuerpo morirá, y de inmediato comienza un proceso de descomposición, que inevitablemente será intolerable en solo unas horas, no importa cuán joven o vieja sea la persona al morir. De modo que aun aquellos que nos aman desesperadamente ya no querrán estar cerca de este cuerpo, pues es un desperdicio, carroña, la huella de una vida que ya no existe más en el mundo de los vivos.

También vemos como el mundo ha creado grandes negocios alrededor de la necesidad de cuidar el cuerpo, sin embargo, estos solo crean una ilusión de bienestar temporal la cual desparecerá pronta e inevitablemente por una de las infinitas razones que causan la muerte.

Igualmente, el hombre busca esconder la realidad de nuestra existencia perecedera, de nuestra fragilidad y de nuestra falta de control sobre las cosas que pueden terminar nuestras vidas, no hablamos de ello, ni siquiera en susurro, excepto en situaciones en las que por necesidad debemos mencionarlo, o en busca de soluciones que nos permitan extender la vida.

En el pasado muchos exploraron la fuente de la juventud, y de ello se han creado fabulas, historias, y hasta grandes expediciones, en busca de la elusiva solución a un final inevitable. Incluso en los últimos años la ciencia ha explorado soluciones, por lo menos, a la extensión de la vida, y de hecho ha habido grandes logros, a tal punto que actualmente es común encontrar personas que sobrepasan los cien años.

Mas Dios nos dijo en su palabra en Genesis 6:3 Entonces dijo Jehová: «No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; pero vivirá ciento veinte años.» Y porque saben que es Dios quien ha establecido los años que el hombre vivirá, muchos optan por negar la existencia de Dios o la veracidad de su palabra, para poder sentirse bien, en la esperanza de poder vivir unos cuantos años más.

Pero nada de esto es necesario. De hecho, el misterio de la muerte ya no es más un misterio. Es solo un misterio para aquellos que rechazan la noción de la soberana voluntad de Dios, y optan por vivir una vida nociva, toxica, la cual solo acelerara, o hará más difícil la llegada a un inevitable fin.

La verdadera solución al misterio de la muerte está en la respuesta dada por Dios a través de su hijo Jesús en la cruz del calvario.

 Porque Dios lo ha establecido hebreos 9:27 de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio, 

Y este juicio Dios lo ha decretado en base a una sencilla pregunta. ¿Creíste en mi hijo, o lo rechazaste? Y tú respuesta no requerirá explicación, es un simple si o no. Un sí o no el cual ya este asentado en el libro del Cordero.

Porque, de acuerdo con Romanos 5:10, Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron. 

Pero, en el aspecto humano de la realidad de la muerte, todos de una manera u otra hemos sido tocados por ella. Yo vi a mi primo morir cuando aún yo era un niño, y éramos de la misma edad, después vi morir a mi padre a temprana edad, luego tuve que enterrar a la mujer con la estaba preparándome para casarme, ella era también muy joven.

El lunes pasado, el padre de una muy querida amiga y hermana murió en México por el COVID, y aún estamos llorando con ella y sus hermanos y su madre en medio del dolor de la separación.

La certitud del morir, y la incertidumbre del cuándo, hacen la muerte el peor enemigo del hombre, esta cancela nuestros planes troncha el futuro, mata ilusiones y disuelve nuestros sueños.

Mas el milagro del sacrifico de Cristo Jesús en la cruz del calvario transformo la muerte en vida,

E versículo 18 dice Así que, como por la transgresión de uno vino la condenación a todos los hombres, de la misma manera por la justicia de uno vino a todos los hombres la justificación que produce vida.

Él nos dice en Juan 11:26-27 Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. 26 Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. 

Aquí podemos ver al igual que en muchas otras partes de las escrituras, como en el griego la palabra usada en la Biblia para la muerte del cuerpo es dormir. Lo cual implica un estado temporal de descanso hasta el día de la resurrección. En Juan 11:11 Jesús dice: Nuestro amigo Lázaro duerme, pero voy a despertarlo.

Por casi 4000 años, habíamos sufrido las consecuencias de la traición de Adán y Eva a través del engaño más sutil que hasta la fecha ha existido, todavía hoy muchos escuchan la voz de satanás susurrándole al oído “Tu puedes ser como dios” y miles de personas mueren todos los años creyendo la misma mentira, y convirtiéndose en carne de dolor eterno ante la realidad de una mentira que después de la muerte es demasiado tarde para retractar. Por esto le teme el hombre tanto a la muerte.

Mas aquellos que escuchan la voz de Dios, y en obediencia siguen a su hijo Jesús, descubren la libertad y el gozo eterno que existe en nuestras vidas, vidas que no terminaran, ya que aun cuando nuestro cuerpo muere seguirá viviendo.

Este es un secreto que había estado escondido y el cual nos es revelado en Cristo Jesús.

Apocalipsis 14:13  Y oí una voz que me decía desde el cielo: «Escribe: “Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor.” Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen.»

Nuestras batallas presentes no son para vencer al enemigo, ya el enemigo esta vencido. Su derrota fue total

Colosenses 2:13-15 “Ya vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados. 14 Él anuló el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, y la quitó de en medio clavándola en la cruz. 15 Y despojó a los principados y a las autoridades y los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.

Pero en 1 Tesalonicenses, pablo nos aclara la realidad del estado del hombre en nuestra transición de este cuerpo al futuro cuerpo de gloria.

1 tesalonicenses 4: 13 Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. 14 Si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él.

15 Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. 16 El Señor mismo, con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, descenderá del cielo. Entonces, los muertos en Cristo resucitarán primero. 17 Luego nosotros, los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. 18 por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras.

Y entonces tú me preguntas, como es esto posible. Acaso no crees tú posible que El Dios todopoderoso, el creador del Universo, el que te hizo de la nada y soplo vida en ti no es capaz de restaurar tu cuerpo en el día de Cristo,

Mira cómo nos lo dice Pablo

1 corintios 15:51 Os digo un misterio: No todos moriremos; pero todos seremos transformados, 52 en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta, porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles y nosotros seremos transformados, 53 pues es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción y que esto mortal se vista de inmortalidad.

54 cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: «Sorbida es la muerte en victoria.» 55 ¿Dónde está, muerte, tu aguijón? ¿Dónde, sepulcro, tu victoria?, 56 porque el aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado es la Ley. 57 pero gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo.

Amados, la muerte ya no es más la oscura jornada a lugares tenebrosos, o un mundo desconocido, también sabemos que cuando este cuerpo muera tenemos un destino marcado,

Y nuestra garantía de vida eterna, y nuestra seguridad de irnos a casa, cuando abandonemos esta morada temporal, nos llena de un gozo incontenible, extraordinario, al saber en el día de Cristo Jesús Estaremos celebrando la fiesta del cordero, y ya no habrá más temor, ni dolor ni tristeza.

Cuan delicioso motivo para celebrar a Cristo Jesús,

De que se preocupan los jovenes?

Puntos clave

  • Es normal que los adolescentes se preocupen por cuestiones como el estrés, el trabajo escolar y la imagen corporal.
  • No todos los problemas y preocupaciones de los adolescentes necesitan ayuda profesional.
  • A veces, las preocupaciones no desaparecen, empeoran o interfieren con la vida diaria. Esto podría ser una señal de que su hijo necesita ayuda profesional.

La adolescencia es una época de rápido crecimiento y cambio, física, mental y socialmente. Para algunos adolescentes, el cambio puede dar miedo, mientras que otros lo toman con calma.

Además, los adolescentes a menudo tienen que tomar decisiones tempranas sobre materias escolares, estudios, carreras y trabajo. De hecho, muchos adolescentes sienten que sus calificaciones en la escuela secundaria deciden todo su futuro, eso es mucha presión.

Si agrega el cambio económico, la seguridad laboral, la globalización y la salud mental a los problemas habituales de los adolescentes, no es sorprendente que su hijo a veces se sienta bastante preocupado.

Es normal que los adolescentes tengan preocupaciones y miedos. Tratar cada preocupación como un gran problema puede hacer más daño que bien. Si lo hace, su hijo podría comenzar a ver el mundo como inseguro y peligroso. No todas las preocupaciones necesitan ayuda profesional.

Que señales deberian  preocuparle en su hijo

Señales de ansiedad

Cuando las preocupaciones no desaparecen, empeoran o interfieren con la vida diaria de su hijo, esto podría ser una señal de que su hijo está luchando contra la ansiedad.

Aquí hay algunos signos de que su hijo podría necesitar ayuda con la ansiedad:

  • Preocupaciones que no desaparecen: esto es cuando su hijo se siente «nervioso» o «agotado» la mayor parte del tiempo, generalmente está preocupado por muchas cosas sin una razón clara o no puede relajarse.
  • Preocupaciones que empeoran con el tiempo: esto es cuando su hijo evita situaciones o personas, siente pánico en algunas situaciones, tiene malos pensamientos que son difíciles de controlar o tiene síntomas físicos como aumento de la sudoración, ritmo cardíaco acelerado, dolores de cabeza, calambres de estómago, náuseas, respiración rápida o diarrea.
  • Preocupaciones que interfieren con la vida diaria: aquí es cuando su hijo deja de poder hacer cosas que solía hacer debido al miedo y la ansiedad, o siente que las reacciones de su hijo le impiden disfrutar de las cosas cotidianas.

Signos de depresión
Es normal que los jóvenes pasen por altibajos. Pero si su hijo se siente enojado, culpable, triste o de mal humor más de lo habitual, podría estar sufriendo de depresión.

Es posible que su hijo necesite ayuda con la depresión si se comporta de las siguientes maneras durante la mayor parte del tiempo o durante más de dos semanas. Tu niño:

  • se siente como si estuviera renunciando gran parte del tiempo
  • tiene problemas importantes y regulares para dormir
  • se comporta habitualmente de maneras que no son propias de él; por ejemplo, se mete en problemas, tiene dificultades con las tareas escolares, se aísla o se pelea.

La depresión probablemente no desaparecerá por sí sola y es una buena idea buscar ayuda profesional. Usted y su hijo pueden empezar hablando con su médico de cabecera.

Su hijo necesita su apoyo y estímulo para aprender, pero probablemente no será de ayuda si lo presiona más para que obtenga buenos resultados académicos. Compartir su entusiasmo cuando intenta algo nuevo, y apoyarla cuando no lo domina la primera vez, la animará a seguir intentándolo.

Ejercicios y actividades que ayudarían a sus hijos

Manejar los pensamientos preocupantes es una habilidad importante para la vida. A continuación, se incluyen algunas actividades y ejercicios que su hijo puede usar ahora y en el futuro.

Manejar los pensamientos preocupantes
Esta actividad ayuda a su hijo a notar los pensamientos preocupantes y evitar que se interpongan en su camino. Pero recuerde que la preocupación y el estrés son normales y nos ayudan a mantenernos motivados. Trate de ser comprensivo, atento y cálido mientras ayuda a su hijo a manejar sus pensamientos:

1- Si un evento en particular es muy preocupante para su hijo, primero pídale que diga o escriba algunos pensamientos sobre el evento. Por ejemplo, «Voy a reprobar el examen de matemáticas», «Soy muy malo en matemáticas».
2- Hablen juntos sobre cómo es normal tener pensamientos así. Reconozca que los pensamientos no son muy agradables ni útiles y que pueden empeorar si su hijo se concentra demasiado en ellos.
3- Reconozca los pensamientos negativos, pero no deje que impidan que su hijo haga lo que tiene que hacer. Por ejemplo, «No voy a prestar atención a esos pensamientos en este momento. No me van a detener. Me he preparado bastante para el examen y solo puedo dar lo mejor de mí ”.

Este ejercicio necesita práctica. Puede animar a su hijo a controlar sus pensamientos preocupantes y seguir adelante con lo que debe hacer, felicitándolo por intentarlo.

Pensamiento positivo
Si su hijo pasa demasiado tiempo pensando en eventos negativos, puede generar preocupación y estrés. Los ejercicios de aprecio, gratitud y pensamiento positivo pueden hacer que su hijo se acostumbre a pasar más tiempo pensando en lo que ha ido bien y por qué.

Ser padres de adolescentes puede ser estresante. Estará en buena forma para cuidar a su hijo adolescente si se cuida a sí mismo. También puede obtener apoyo de otros padres y compartir ideas y experiencias al unirse a un grupo de apoyo en línea o en persona.

Su hijo podría escribir tres cosas por las que está agradecido o que le fue bien en su día. No tienen por qué ser grandes cosas. Puede ser escuchar a un pájaro cantar afuera, disfrutar de un día soleado o pasar tiempo con una persona o mascota favorita. Ayudar a su hijo a darse cuenta de estas pequeñas cosas puede aumentar su felicidad y bienestar.

abraham-recibe-la-promesa-de-dios

Dios me ha dado una Vision

abraham-recibe-la-promesa-de-dios

Dios me ha dado una visión. y como podría yo no pasarla a ustedes?, cuando esta visión no es exclusiva de mi propiedad, sino que ha sido diseñada para Él bendecir a su pueblo.

Habacuc 2:2-4Jehová me respondió y dijo: “Escribe la visión, grábala en tablas, para que pueda leerse de corrido. Aunque la visión tarda en cumplirse, se cumplirá a su tiempo, no fallará. Aunque tarde, espérala, porque sin duda vendrá, no tardará. Aquel cuya alma no es recta se enorgullece; más el justo por su fe vivirá.”

En estos versículos el profeta Habacuc esta enfrascado en una conversación con Dios, pues el no puede entender como Dios puede usar gente malvada para castigar al pueblo de Judá. Los Babilonios están en camino. Y Jerusalén no parece tener ninguna esperanza de vida, y Habacuc se pregunta cómo puede esto ser cierto

Y aquí vemos como Dios le dice Escribe esta visión para que no se te olvide, porque, Como dijo Jesús en Mateo 24:35, “El cielo y la tierra pasaran, pero mi palabra no pasara”; Y se cumplirá en su tiempo y no fallara.

Y Dios le hace entender a Habacuc que tiene que haber castigo por el pecado, que nadie se escapara de pagar su culpa, y allí mas adelante le muestra que tanto el pueblo de Judá como los Babilonios que vienen a destruirlo son culpables y ninguno escapara su juicio.

Pero. Y siempre con Dios hay un, pero, un pero que trae esperanza, y pero que trae consuelo aliento, confianza y seguridad en sus promesas. Un pero que levanta a aquellos que han volteado sus caras hacia Él, y han optado por caminar por caminos de fe y de justicia.

Dios me ha dado una visión amados. Como Habacuc recibió esta visión, Dios me ha dado una visión, pero esta visión no es exclusiva, El no me la ha dado solamente a mí. Y aunque ninguno de nosotros merece ser portador de esta visión, todo aquel que la reclama la puede recibir, porque el Señor te dice hoy como le dijo al pueblo de Judá en los días de Habacuc a través del profeta Jeremía.  Clama a mí y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.

Y es esencial que los hijos de Dios comiencen a ver esas cosas nuevas. Si tu aun no lo eres, Hoy es el día de la salvación, Clama a Él, y Él te responderá.

Pero vamos a ver un poquito dentro de lo que Dios permite, lo que esta escondido en las promesas de esta visión.

Apocalipsis 21:1-4 Entonces vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra habían pasado y el mar ya no existía más. Y vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de parte de Dios, ataviada como una esposa hermoseada para su esposo. Y oí una gran voz del cielo, que decía: «El tabernáculo de Dios está ahora con los hombres. Él morará con ellos, ellos serán su pueblo y Dios mismo estará con ellos como su Dios. Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá más muerte, ni habrá más llanto ni clamor ni dolor, porque las primeras cosas ya pasaron.»

Amados. Con esta visión del Apóstol Juan, Dios nos ha dado una visión, y en esta visión vemos luz, esperanza, y vida nueva, podemos ver un cielo nuevo y una tierra nueva, y una vida gloriosa en un reino donde ya no hay muerte, no hay sufrimiento no hay dolor, y donde la luz que nos ilumina, es la gloria de dios. Mas lo mejor de esta visión es, que en ella tu y yo estamos viviendo en este lugar, y si les doy mas detalles, les podría decir que llegamos allí porque Dios nos ha escogido para vivir con El en la eternidad, no porque tu o yo lo merezcamos y por haber hecho algo para ganarnos este privilegio, sino por su gracia y misericordia, una gracia y una misericordia inmerecida, la cual nos ha mantenido levantados durante toda la vida, hasta el día en que el lleve con El a nuestro nuevo hogar,

Y lo más interesante de todo esto, es que pongo estas palabras de en plural porque cuando leo estos versículos en apocalipsis 21 me doy cuenta que yo no he sido el único que ha tenido esta visión, y que no es solo para mí, Esta misma visión la han visto los miles de millones de personas que a través de los siglos ha sido llamados por Dios, tocados por el espíritu santo para vida eterna, y ellos también pertenecen en ella

Esta visión me habla de la nueva Jerusalén, me dice que es una ciudad hermosa venida del cielo y en la cual yo residiré, y veo que esta ciudad, es un tabernáculo de adoración, donde el mismo Dios vive junto conmigo, y con hombres y mujeres de toda tribu pueblo lengua y nación, y todos elevan sus voces en adoración diciendo, Santo, Santo, Santo es el que está sentado en el trono, y el cordero.

Y si me preguntas si creo que esto fue un sueño, o si es una realidad, te diré, que es muy real, y que esta es una experiencia que está muy pronta a venir, y todo aquel que ha sido elegido por el padre para servir al cordero inmolado vivirá esta experiencia.

Entonces tú me preguntas: ¿Cómo es esto posible?

Quizás te has hecho esta pregunta, esto es inaudito, ¿cómo puede ser esto realidad?  Quizás tu incredulidad te lleva a dudar todas estas cosas, pues estas mirando a un Dios pequeño, incapaz de hacer milagros, Mas el Dios que yo Conozco, y que me conoce a mi es el mismo Dios que creo los cielos y la tierra, y todas las estrellas y los planetas y las constelaciones y las galaxias, y que luego con minucioso detalle se percató de hacer cada una de mis células, y dentro de ellas electrones y protones y neutrones, y las unió todas de forma que yo pudiese oír y ver y oler y palpar y sentir de modo que yo pudiese conocerlo a Él, y adorarle y servirle y proclamar su nombre en toda la tierra, hasta que un día toda lengua confiese que Cristo es el Señor.

Mira como lo dice Pablo en Colosenses 1:26-27 el misterio que había estado oculto desde los siglos y edades, pero que ahora ha sido manifestado a sus santos. A ellos, Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles, que es Cristo en vosotros, esperanza de gloria.

Pus todo aquel que confiesa con su boca que Cristo es el señor y cree en su corazón que Él fue levantado de entre los muertos será salvo y tendrá la vida eterna y la esperanza de Gloria de la que yo te hablo en esta hora. Y Dios te dará su justicia a través de Cristo Jesús; para que tú vivas por fe; ¡de modo que tu puedas decir con el profeta Habacuc, El justo por la fe vivirá!

Entonces me dirás, si todo esto es verdad, ¿Dónde vamos a vivir?

Si vemos en Juan 14:1-3 “No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me voy y os preparo lugar, vendré otra vez y os tomaré a mí mismo, para que donde yo esté, vosotros también estéis.

Te das cuenta lo que Jesús te esta diciendo en estos versículos. No solamente El vino para Ministrarte y dejarte un evangelio como misión para las naciones, no solamente el vino para ser cordero de sacrificio para la redención de tu alma, para limpiarte del pecado de una vez y para siempre, no solamente fue el levantado de entre los muertos para darte vida eterna, para que tu fueses resucitado con el y pudieses matar al hombre de pecado que habita en ti, pero El también ascendió a la casa de nuestro padre para preparar una morada para nosotros, un lugar donde vamos a vivir por la eternidad en su presencia, y entonces nos dice, yo voy a retornar a buscarte para que tu estés allí conmigo.

El no va a enviar un mensajero, el no te va a mandar a buscar, el no te va a enviar un ticket para que tu te vayas solo. El viene personalmente  buscarte, para asegurarse que tu no te pierdas, por eso el te dejo aquí a un amigo, un sustituto, un consolador, un ayudador, un consejero, para guardarte mientras El prepara una morada para ti, pues El no solo quiere garantizarte a ti que Él va a venir por ti, sino que también en su espíritu Él tiene la garantía que tú vas a llegar, que tu vas a perseverar, que tu vas a ser guardado, que tu vas a estar seguro, que nada podrá separarte de su amor, porque ya no hay condenación en ti. porque tú eres su heredad. Aleluya

Entonces me preguntaras, si esto es así, ¿Quiénes van a estar allí?

Mira lo que Jesús te dice en Juan 5:24-29 “De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra y cree al que me envió tiene vida eterna, y no vendrá a condenación, sino que ha pasado de muerte a vida.  De cierto, de cierto os digo: Viene la hora, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios, y los que la oigan vivirán. Como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo; y, además, le dio autoridad de hacer juicio, por cuanto es el Hijo del hombre. No os asombréis de esto, porque llegará la hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno saldrán a resurrección de vida; pero los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación.

Jesús nos la pone fácil en estos versículos, El que oye mi palabra y cree al que me envió tiene vida eterna. En Romanos 8:1 Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.

Estas palabras nos dicen lo mismo que nos dice Habacuc 2:4 El Justo por la fe vivirá. El lenguaje original en hebreo nos dice “Aquellos que son justificados viven por la fe” y esta justificación es solo posible a través del sacrificio de Jesús. En hebreos 10:38 nos dice “Mas el justo vivirá por fe; pero si retrocede, no agradará a mi alma.”

En otras palabras, todo aquel que cree y persevera en la fe tiene su casa reservada en el reino de Dios, tiene la garantía de la vida eterna y Jesús va a venir a buscarlo bien pronto para llevarlo a su hogar eterno. Porque como dijo Jesús Ya has pasado de muerte a vida, más si tú le has rechazado solo te encontraras con la realidad de la resurrección para condenación, porque aquí nos dice hebreos 10, “no agradara mi alma” pues en Hebreos 11:6 nos dice Pero sin fe es imposible agradar a Dios, porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que él existe y que recompensa a los que lo buscan.

Y quizás quieras preguntar, ¿cuándo sucederá esto?

Esta pregunta la hicieron los discípulos a Jesús en el monte de los olivos en Mateo 24:3 ellos dicen: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas y qué señal habrá de tu venida y del fin del siglo?

La respuesta de Jesús se toma todo el resto del Capítulo 24, pero me gusta esta parte dela respuesta en Marcos 13:28-33 “De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. Así también vosotros, cuando veáis que suceden estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas. De cierto os digo que no pasará esta generación sin que todo esto acontezca. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.

Pero de aquel día y de la hora nadie sabe, ni aun los ángeles que están en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre. Mirad, velad y orad, porque no sabéis cuándo será el tiempo”. 

Jesús nos está diciendo aprende de los tiempos, las señales son obvias, si has leído mi palabra te darás cuenta que no queda mucho de las profecías por cumplirse.

Lamentablemente aquellos que no le han entregado sus vidas a Cristo no lo pueden entender, pues, como nos dice Pable en 1 Corintios 2:14 sus palabras son espíritu y solo pueden entenderse por el espíritu de Dios.

Pero si tú le perteneces a Él, si ya te has dado cuenta que la vida sin Cristo es una vida de mentiras, y que solo a través de El podemos vivir la realidad de una vida libre, entonces El te dice. Mira las señales.

Él dice habrá guerras y rumores de guerras, pestilencias, terremotos, y continua con una lista de eventos que Irán aceleradamente en crecimiento. Y luego nos dice “conoced que está cerca”, y aunque el día ni la hora nadie lo conoce. Él nos está diciendo aquí en el versículo 33 “Mirad, velad y orad, porque no sabéis cuándo será el tiempo”

Entonces mi pregunta para ti es ¿estas listo? ¿estas listas? ¿serás levantado con Él el día que Él venga a buscarnos? Si no estas seguro este es el momento de asegurarte, todo lo que tienes que hacer es reconciliarte con El, decirle que quieres estar preparada,

Tu que estas escuchando, este mensaje es para ti, Jesús esta a punto e venir a buscarnos, y aun si el se tardara, esta vida es prestada, este cuerpo desfallecerá y si no le conoces tu alma estará perdida en las tinieblas para siempre. ¿es este el día de tu salvación? Escucha la voz de Dios y contesta esa pregunta.

En la visión que Dios me dio, el me dijo que te dijera que El te ama y el quiere que tu te bajes del trono que has construido con fantasías y sueños de papel, y vengas ante su trono, para que el pueda coronarte con la corona de Justicia. Si estas dispuesto a hacerlo, allí mismo donde estas, solo baja tu cabeza y ora conmigo.

Padre Nuestro que estas en los cielos, yo he pecado contra ti, y estoy arrepentido, rescátame señor, quiero entregarte mi vida. Señor Jesús, te necesito, que seas mi Señor y mi Salvador, Que inscribas mi nombre en el libro de la vida y me llenes de tu Santo Espíritu, para que cuando tu vengas yo pueda irme contigo. Te serviré fielmente señor, hasta el día en que vengas a buscarme. Amen.

Si tu has hecho esta oración, llámanos al numero en la pantalla, y escríbenos en privado por Facebook y te responderemos de inmediato.

Dios the Bendiga.